lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para limpiar la cera de los oídos

Un bloque de cera en el oído causándole resonancias puede resultar muy molesto. Cuando el oído produce mucha cera se forma un tapón que resulta en sonidos en el oído, pérdida de balance y dificultad para escuchar. Algunos remedios caseros para remover la cera de los oídos son presentados a continuación.
Para limpiar la cera de los oídos:

Importante - Se tiene que consultar con un médico antes de probar cualquiera de estos remedios caseros.



Masaje: Masajéese el area que está detrás de la oreja para que se afloje la cera. Después jálese la oreja mientras cierra y abre la boca.



Aceite de oliva para limpiar los oídos: Echese unas gotitas de aceite de oliva caliente pero que no queme en el oído y acuéstese del lado contrario de manera que el aceite se quede en el oído por 15 minutos. Repita el mismo procedimiento unas tres veces al día por dos o tres días.



Botella de agua caliente: Acuéstese sobre una botella de agua caliente de manera que el oído afectado quede directamente contra la botella. Permanezca así unos minutos y sentirá la cera derretirse.





rememdios caseros para el dolor de oídoPeróxido de hidrógeno: Al igual que el aliviar el dolor de oído, el peróxido de hidrógeno también puede ayudar a limpiar la cera. Llene un gotero de peróxido que esté tibio y acuéstese de manera que el oído afectado quede expuesto. Echese el peróxido de hidrógeno en el orificio hasta llenar el oído. Espere tres minutos y vuélvase del lado contrario de manera que se salga el líquido. Después lávese el oído de la misma manera con el gotero y agua tibia. Si desea puede usar aceite de bebé o aceite mineral en lugar de peróxido.





Lavado de oídos con infusión de manzanilla: Unas gotas de aceite de oliva, 1 puñado de flores de manzanilla, 1 vaso de agua. Prepare una infusión de manzanilla, la cuela y espera hasta que esté tibia. Póngase unas gotas de aceite de oliva tibio en el oído afectado. Espere 5 minutos y con una jeringa de pera enjuague el oído con un chorrito de manzanilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada