lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para las uñas encarnadas

A veces una uña gruesa y filosa empieza a crecer y a encarnarse en la piel que la rodea. Generalmente es la uña del dedo gordo del pie. Esto puede resultar muy doloroso. Las uñas encarnadas pueden ser causadas por ponerse zapatos muy apretados o porque la persona no se ha cortado las uñas correctamente. Las uñas se deben cortar en línea recta y no en curva. Si el caso es muy severo no queda otra solución que ir al médico para que le haga una pequeña cirugía. Pero para aliviar el dolor y la hinchazón, aquí hay algunos remedios caseros.



Baño de pies: Sal y agua caliente. Meta los pies en una palangana con agua caliente y sal por 15 a 20 minutos. O también puede darse un baño de pies con té de manzanilla ya que la manzanilla desinflama.



Aceite de árbol de té: Este aceite es un antibiótico natural que le ayudará a prevenir la infección. Untese unas gotitas de aceite en la uña y el dedo afectados.



Tocino añejo: Aplicar un pedazo de tocino añejo en la parte afectada.



Baño de hidraste (sello dorado, goldenseal): Se echan dos cucharadas de hidraste en polvo en una taza de agua hirviendo. Se tapa y se deja reposar por 10 minutos. Se cuela y se le agrega 1/2 cucharadita de pimienta cayena. Se remoja el dedo afectado por 15 minutos dos veces al día hasta que desaparezca la hinchazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada