sábado, 25 de febrero de 2012

Remedios caseros para la arteriosclerosis

Remedio para la arteriosclerosis 1: Cortar, en rodajas finas, varios dientes de ajo y dejarlos en un vaso de leche durante toda la noche. Tomar un vaso por la mañana.

Remedio para la arteriosclerosis 2: Comer al menos una ensalada al día con abundante ajo y alfalfa germinada, aderezada con limón.

Remedio para la arteriosclerosis 3: Tomar diariamente una cucharadita de aceite de linaza prensado en frío (debe ser guardado en el refrigerador para evitar que se ponga rancio).

Remedio para la arteriosclerosis 4: Consumir tres nueces al día lo que previene la arteriosclerosis.

Remedio para la arteriosclerosis 5: Echar en un vaso de agua una cucharada de vinagre de manzana y una cucharada de miel. Mezclar bien y tomar un vaso cada mañana.

Remedio para la arteriosclerosis 6: Comer una porción de calabaza (incluyendo sus pipas) por lo menos 2 ó 3 veces por semana, ya que tanto el fruto como sus semillas tienen mucha fibra natural que disminuye la absorción de grasa en las arterias y, con ello, la posibilidad de que se pegue a las arterias.

Remedio para la arteriosclerosis 7: Tomar una cucharadita de aceite de germen de trigo o consumir el germen de trigo en copos diariamente, ya que este producto proporciona elasticidad a las arterias gracias a su contenido en vitamina E.

Remedio para la arteriosclerosis 8: Poner 3 puñados de cebada descascarillada, 2 rodajas de piña picadas y un higo seco picado. Verter agua para cubrir la mezcla y dejar macerar durante 14 horas. Esta mezcla se toma en el desayuno y sirve para unas dos o tres veces. Las enzimas de esta mezcla regenera el organismo.



Remedio para la arteriosclerosis 9: Tomar un jugo curativo compuesto por 1/2 remolacha, 1 zanahoria pequeña, 1 rama de apio, 1 limón, un manojo de perejil y otro de espinaca. Para ello, se debe lavar todos los ingredientes y luego cortarlos en pedazos con excepción del limón el cual se le debe extraer el jugo. Añadirlo, en conjunto con el resto de los ingredientes en la licuadora. Tomar un vaso diariamente.

Remedio para la arteriosclerosis 10: Mezclar un puñado de tilo, perejil y hojas frescas de abedul en un litro de agua. Hervir durante 10 minutos. Colar y tomar una taza antes de cada comida.

Remedio para la arteriosclerosis 11: Hervir un manojo de romero en medio litro de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego y colar. Verter en la agua de tina para tomar un baño prolongado antes de acostarse. Este remedio no es recomendado para las personas con hipertensión.

Remedio para la arteriosclerosis 12: Colocar 2 cucharadas de semillas de sésamo en 1 vaso de agua. Después añadir 1 cucharadita de miel. Mezclar todos los ingredientes en la licuadora por unos segundos. Tomar un vaso diario.

Remedio para la arteriosclerosis 13: Tomar una cápsula de vitamina E a diario.

Remedio para la arteriosclerosis 14: Verter en un vaso de agua dos cucharadas de lecitina. Revolver y tomar todos los dìas. La lecitina ayuda a restaurar, con el tiempo, la elasticidad de las venas.



Recomendaciones

Hacer ejercicios (por lo menos 30 minutos de caminata firme, natación durante 20 minutos o su equivalente aeróbico tres veces por semana), ya que fortalece el corazón, mejora la circulación y contribuye a consumir las hormonas adrenales que produce el estrés.

Practicar técnicas de relajación para aliviar la ansiedad, la cólera y otros tipos de estrés; sentimientos que liberan hormonas que pueden crear pequeñas lesiones en las paredes de las arterias y hacerlas más susceptibles a las placas arteriales.

Consumir alimentos con fibra en forma de frutas, verduras, legumbres, cereales, ya que es uno de los mejores aliados contra la arteriosclerosis. Ésta reduce la absorción de las grasas en el intestino y, con ello, que inunden la sangre.

Evitar las comidas con excesiva grasa como embutidos, frituras, carne animal, comida rápida, abundancia de salsas, leche y quesos grasos curados (se debe tomar queso fresco o requesón), azúcar refinada o blanca (sustituirlo por azúcar morena), harinas blancas o refinadas (sustituirlas por harinas integrales). Igualmente, se recomienda evitar exceso de consumo de sal.

Eliminar hábitos que puedan debilitar las arterias como el consumo de alcohol, tabaco y café en exceso. Como sustitutos de estas bebidas, se recomienda las infusiones de hierbas como la pimienta de Cayena, consuelda, trébol rojo y salvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada