lunes, 20 de febrero de 2012

Remedio casero para la tos

Para aliviar la tos, hierve 100g de apio, 100g de cebolla fresca y una hoja de laurel, cuelalo y tomalo con miel.

El apio contiene algunos alcaloides con propiedades antiespasmódicas y tranquilizante del sistema nervioso. La cebolla posee efectos expectorantes y antitusivos gracias a sus compuestos azufrados, por lo que se utiliza en casos de tos, rinitis, gripe...

El laurel, por su parte, es balsámico y espasmolíticos en pequeñas dosis.

Por último la miel suavisa y protege las vías respiratorias, calmando la irritación de la garganta y la tos.

Tienen también estos remedios en conjunto un suave efecto antibiótico, que ayuda a combatir la infección. Por ello es un excelente remedio casero para tratar la tos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada